El retiro es fantástico. Definitivamente es la única forma para cambiar hábitos e incluir la atención plena en tu vida y en tu relación con la comida.

Cristina